Pequeñita de cuatro años sale del baño de un McDonalds con lágrimas en los ojos

Compartir

Dejar que tus hijos traten de hacer las cosas por ellos mismos es bueno para su desarrollo, pero a veces puede ser bastante difícil dejar que se las arreglen solos.

Cuando Kaya, la hija de 4 años de Nicole, le preguntó si podía ir al baño de un McDonalds, la madre respondió que sí. No podría ser tan peligroso, y ella estaba cerca esperando. Entonces no tenía ni idea de lo que estaba a punto de ocurrir a su hija en el baño.

Kaya pensó que era lo suficientemente mayor como para ir al baño del McDonalds sin la ayuda de su mamá, Nicole. Nicole aceptó y esperó afuera en el restaurante, algo de lo que pronto se arrepentiría.

Justo antes de que Kaya entrara al baño, dos adolescentes salieron de allí riéndose. Nicole no pensó mucho en ello, pero cuando escuchó el grito de la hija, comprendió que algo iba muy mal.

Las dos chicas que habían estado en el baño, justo antes de que Kaya entrara, habían puesto pegamento fuerte por todo el asiento del inodoro, y Kaya se quedó pegada, según escribe el periódico británico Metro.

Nicole nos dijo que el personal de McDonalds manejó la situación de forma ejemplar. Actuaron rápidamente y consolaron a Kaya y la niña se calmó pronto.

Llamaron a la policía para buscar a las dos adolescentes que habían planeado esta maldad. Espero que consiguiesen encontrarlas para asegurarse de que nadie vuelve a estar expuesto a algo así nunca más.

Después de la experiencia de terror, Nicole compartió el suceso en Facebook. Quiere advertir a otros padres para que no le vuelva a ocurrir a más niños.

En este video Nicole y Kaya hablan de lo ocurrido:

Ayúdanos a compartir la advertencia de Nicole para que ningún otro niño tenga que pasar por una situación tan terrible.

Vía: Newsner

Compartir