Logra que tu perro deje de rascarse con una simple solución. Son solo tres sencillos ingredientes.

Compartir

La mayoría de los dueños de perros aman a sus perros y harían cualquier cosa por mantenerlos felices y sanos. Eso a veces significa comprarles alimento caro, dedicarles cuidados especiales cuando están enfermos, y hacerlos tratar adecuadamente por un veterinario. Sin embargo, a veces el problema de salud de un perro no es particularmente serio y puede resolverse con una sencilla solución casera en lugar de comprar productos caros en una tienda de mascotas.

No es raro que un perro tenga algunos problemas menores de salud con los años, y si bien debes hacerlo revisar por un veterinario primero, hay cosas que puedes hacer para ayudar a tu perro que a veces son más fáciles y baratas que los productos comprados en tiendas. A medida que el clima se hace más frío y el aire se hace más seco, lo perros pueden sufrir comezón en la piel.

Su constante rascarse no sólo es irritante para ti, el dueño, sino que también es incómodo para tu pobre chucho. La comezón puede deberse a una variedad de causas, y una visita al veterinario es probablemente una buena idea. Pero hay una simple solución que podría dar a tu perro un alivio inmediato.

Mis remedios caseros favoritos para animales y personas son aquellos que usan solo unos pocos ingredientes baratos. Nadie quiere pasar un montón de tiempo buscando ingredientes raros que terminan costando más tiempo, dinero y energía que comprar algo en la tienda. Afortunadamente, esta receta es lo más fácil del mundo, y usa una combinación de solo tres ingredientes simples, baratos y fáciles de encontrar.

Necesitarás tres ingredientes más un elemento adicional:

½ taza de vinagre de sidra de manzana
½ taza de té verde
1 taza de agua destilada
Una botella rociadora

Quizás ya tengas uno o más de estos en tu casa, pero si no, son fáciles de conseguir en una tienda. Una vez que reúnes todos los ingredientes, sigue estos sencillos pasos:
Pon el vinagre de sidra de manzana en un bol.

Siguiendo las instrucciones, prepara un té verde usando agua hirviendo. Déjalo remojar suficiente tiempo y dale unos minutos para que se enfríe.

Luego añade el té verde al bol con el vinagre de sidra de manzana.

Finalmente, añade el agua destilada a la mezcla y coloca todo en la botella rociadora. Debes sacudirla con cuidado antes de cada uso para asegurar que los ingredientes estén mezclados.
Rocía una pequeña cantidad en la zona con comezón de tu perro y tendrá un alivio inmediato. Asegúrate de que el perro no se lama la mezcla, y no dejes de consultar al veterinario si es necesario.

Mira el video de abajo para saber cómo hacer este sencillo rociador anti-comezón.

Vía: Lindito

Compartir