Estuvieron casados más de 70 años, murieron abrazados con tan solo unos minutos de diferencia

Compartir

Norma y Francis Platell estuvieron casados más de 70 años y fueron siempre inseparables, incluso en los últimos momentos de sus vidas. Murieron cogidos de la mano, con tan solo unos minutos de diferencia.

Y esta impresionante foto de los últimos minutos de la pareja ha conmovido a todo el mundo. Ahora su hija Amanda Platell cuenta la historia de amor de estas almas gemelas que terminaron sus vidas de la manera más linda posible.

Norma y Francis Platell se conocieron cuando eran unos adolescentes y se casaron cuando él tenía 22 años y ella 20. Desde aquel día se hicieron inseparables. La pareja tuvo tres hijos juntos. Ahora su hija Amanda, cuenta su fascinante y bella historia – así como su conmovedora vida a Daily Mail.

Se mudaron después del diagnóstico

A Norma, hace unos años, le diagnosticaron Alzheimer. Y Francis tuvo que cuidarla en su casa en Australia. Pero finalmente la situación se hizo tan extrema que Norma se vio obligada a mudarse a una residencia de ancianos.

Francis nunca dejó de cuidar a su mujer. Iba a verla y se quedaba con ella desde la mañana hasta la tarde. Siempre estaba a su lado, todos los días.

“Mi madre se dormía siempre en los hombros de mi padre”, escribe Amanda Platell.

El año pasado Francis pudo incluso mudarse a la residencia al sufrir una hemorragia cerebral. Y a pesar de que fue una situación complicada para él, al menos pudo estar más cerca de su amor las 24 horas del día.

Todo lo hacían juntos

Cuando su hija Amanda, que vive en Gran Bretaña, se desplazó a Australia para estar con sus padres, se dio cuenta que realmente todo lo hacían juntos.

Antes de las navidades, Francis se cayó en la ducha y resultó gravemente herido. Tuvo que ir al hospital y allí se dieron cuenta de que se le había roto el fémur. Tras permanecer un tiempo en el hospital, éste pudo regresar al asilo de ancianos, pero su salud empeoró cada vez más. Francis estaba confundido, débil y preocupado.

Ciertos días se negaba a comer y entonces ella tampoco comía.

“Mi madre solo lo miraba. Si él no comía, ella tampoco. Ella imitaba su comportamiento”, escribe Amanda en Daily Mail.

Murieron cogidos de la mano

Al final Francis estaba tan débil que cayó en coma. La enfermera cuando fue a verlo la tarde del 6 de enero, vio que Francis apenas tenía fuerzas.

Su hija Amanda escribe:

“Mamá respiraba de forma inusual. Y mi padre estaba preocupado. La enfermera regresó unos minutos más tarde. A los pocos minutos habián muerto. En paz y juntos, como lo habían querido”.

Murieron con tan solo unos minutos de diferencia, quizás segundos. Es algo muy poco común y muy especial si tenemos en cuenta que los médicos habían dicho que a Norma solo le quedaban unos meses de vida.

La pareja fue enterrada junta como querían. Norma a la derecha y Francis a la izquierda.

¡Que linda y conmovedora historia! Es muy entrañable, poder terminar tu vida al lado de tu amor – exactamente como habían querido. Comparte el artículo con tus seres queridos para que sepan más de esta linda y especial historia de amor.

Fuente: Newsner

Compartir